“Se trata de desdramatizar el acercamiento a los datos y promoverlo para que todo el mundo los utilice”, explica Pablo Rey de Montera34, uno de los impulsores de Bilbao Data Lab. La iniciativa nació en 2016, apoyada por Wikitoki, y desde entonces, sus integrantes se juntan periódicamente de forma física u online para compartir conocimientos, dudas y herramientas. A lo largo de estos tres años han organizado diferentes cursos para introducirse en el análisis de datos, charlas sobre la apertura de datos en las administraciones públicas y talleres de herramientas para visualizar información.

El objetivo de la comunidad es doble. Por un lado, la intención es compartir conocimientos y acercar la apertura y visualización de datos a cualquier persona interesada, pero también hacen actividades enfocadas a reivindicar el acceso a la información. “La vocación inicial era impulsar la cultura de los datos, pero nos dimos cuenta de que, para hacerlo, primero tienes que tener acceso a ellos y a veces es complicado, porque no los encuentras o porque están en formatos muy difíciles de usar”.

Un taller sobre cómo pedir datos a la administración

Dentro de esa batalla por facilitar el acceso a los datos públicos, el 20 de junio Bilbao Data Lab organizó el taller Acceder a la información de las Administraciones Públicas. La jornada estuvo enfocada a dar a conocer las leyes y derechos relacionados con el acceso a la información de las administraciones públicas. “La intención del taller es ayudar a la gente que quiere realizar procesos de petición de información”, explicaba Pilar Ramírez, experta en gestión de la información, “es una labor complicada y necesitas saber cuestiones legales, que probablemente no habías tenido en cuenta y que harán que la administración tenga el deber o no de proporcionarte los datos”. Pilar Ramírez, CEO de Dokusare e integrante de Bilbao Data Lab, organiza el taller junto a Sindi Barbeito, documentalista en la Administración General de la CAPV.

Archivos usados durante el taller:

El valor de los datos: proyecto Zonificación Escolar

Bilbao Data Lab ha realizado recientemente un proyecto que muestra la importancia de acceder a los datos para visualizarlos y extraer conocimiento, la iniciativa Zonificación Escolar.

La asignación de los centros educativos se realiza en función de dónde viven las familias, y existen unos baremos que otorgan más o menos puntos, establecidos por zonas. Pero toda esa información está solo en listados de texto por calles, lo que hace casi imposible entender cómo se dividen las zonas de cada escuela.

Desde Bilbao Data Lab han realizado el trabajo de extracción de los datos y han convertido esa información en mapas, visualizando cómo se delimita cada área. “En los mapas puedes ver muy claramente cómo se realiza la zonificación escolar” explica Pablo Rey, “puedes ver, por ejemplo, que los colegios públicos tienen áreas mucho más pequeñas, mientras que los concertados incluyen todo Bilbao, y que las fronteras socioeconómicas coinciden con la división de las zonas de las diferentes escuelas”.

Bilbao Data Lab se organiza a través de una lista de correo, abierta a cualquier persona que quiera formar parte de la comunidad. La iniciativa obtuvo el premio Elkarlan 2017 en la categoría Fomento a la cultura open data. Estos galardones están dirigidos a proyectos de cogeneración de valor público y están promovidos por Gobierno Vasco e Innobasque.

Texto: Laura Fernández.

Bilbao Data Lab, una comunidad de impulso a la cultura de los datos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *