El pasado jueves 29 de noviembre, desde el laboratorio ciudadano Hirikilabs de Tabakalera en Donosti, se organizó la jornada “¿Qué pasa con la tecnología?”, un encuentro sobre los comportamientos y las relaciones sociales que se dan en los espacios culturales dedicados a la tecnología digital (espacios makers, hacklabs, labs) y con las personas, organizaciones con las que se relacionan.

Desde Wikitoki nos acercamos para conocer las problemáticas relacionales que se plantean en los laboratorios digitales y compartir experiencias desde el tipo de laboratorio de prácticas colaborativas que somos.

En una primera parte del encuentro pudimos escuchar a Eulalia Pérez Sedeño, filosofa y profesora dedicada a la investigación en ciencia, tecnología y género (Dpto. de Ciencia, Tecnología y Sociedad del Instituto de Filosofía del CSIC). Eulalia presentó distintos de factores psicosociales y socioculturales que contribuyen a que haya menos mujeres que estudian y se profesionalizan en el ámbito tecnológico, planteó estrategias para revertir esta tendencia, así como apuntó los sesgos metodológicos y androcéntricos en la elaboración de hipótesis o prácticas científico-tecnológicas.

A continuación, conocimos las iniciativas de la_bekka (el hacklab feminista de la Eskalera Karakola de Madrid) de la mano de Martu, y el programa Femtek (programa de prácticas artísticas contemporáneas, tecnologías y feminismos) gracias a Blanca Ortiga e Isabel Tomás del Hika Ateneo de Bilbao. Martu habló de qué hacen desde el la_bekka, cómo lo hacen y de qué ventajas tiene este tipo de espacio no-mixto de aprendizaje cooperativo o autoaprendizaje digital para mujeres, bolleres y personas trans. Blanca e Isabel por su parte, compartieron algunas de sus decisiones estratégicas a la hora de hacer el programa Femtek, como han sido: retribuir adecuadamente a las participantes, hacer que las actividades sucedieran de manera distribuida en distintos espacios para establecer nuevas redes de complicidad, así como atender de un modo más sostenible con la vida las necesidades de la artista que opta por un periodo de residencia artística  (adaptándose al trabajo que ya está realizando y al lugar donde vive, invitando a hacer un ajuste adecuado entre tiempo de dedicación y remuneración y proponiendo unas devoluciones que no fuercen el propio proceso de creación).

Al final de la mañana, Diana Franco, Margarita Padilla, Inés Bebea y Estrella Soria nos introdujeron la investigación “La Voces de la tecnología que resuenan en los Labs”, comentaron desde dónde han aportado cada una de ellas a la misma y cuáles han sido los intereses por los que la han iniciado: comprender procesos relativos a las conductas y los poderes que se dan en el propio Hirikilabs y laboratorios ciudadanos en general y desvelar las distancias, diferencias, tendencias o separaciones respecto a lo que sucede en grandes corporaciones tecnológicas.

Por la tarde, gracias a la mediación de Sorkin trabajamos sobre tres casos de estudio de la investigación situando en unos mapas de coordenadas los agentes operando en cada uno de esos casos (vinculados con Google, Instagram y Bitcoin) y organizando dichos agentes (personas, colectivos, entidades…) en función de los ejes: dominación-soberanía y conocimiento +o- valorado.

Algunos aprendizajes de la jornada que nos podemos llevar para nuestro “mapa de voces” de Wikitoki:

  • “La curiosidad de Eva y Pandora”. La curiosidad es entendida como una facultad imprescindible en la ciencia y la tecnología, sin embargo, como facultad femenina es fuente de desgracias en estos mitos. El simbolismo de género dificulta estructuralmente la participación igualitaria en ciertos ámbitos.
  • “No quiero que toques mi máquina”. Prestar atención a las situaciones paternalistas en las que una persona bienintencionada se extralimita en la ayuda que quiere prestar a otra, generando una jerarquía de saberes.
  • “Acabo agotada no de la tarea en sí, sino de tener que lidiar con conductas tóxicas”. El desgaste que supone para una parte de la comunidad que no dediquemos tiempo a erradicar conductas de desigualdad estructural en el uso de los poderes.
  • “Los robots chicas son tontos”. Presunciones que hacemos según estereotipos y mensajes de género introyectados que funcionan a nivel subliminal y de cuya vigencia afloran indicios esclarecedores en uno u otro momento.
  • “Trabajo entusiasta y pizza gratis”. Atención a la “lógica Google”, cuando en situaciones de trabajo por el bien común, lo que reciben unos y otros de beneficio es muy desigual.
  • “Aquí lo dice muy claro, se entiende perfectamente, no hace falta más explicación”. Establecer la medida de las cosas a partir de uno mismo, sin entender la diversidad de posiciones y saberes.

Desde Hirikilabs van a compartir próximamente todo el material generado durante la jornada y desde ya está disponible la publicación “Las Voces de la tecnología que resuenan en los Labs” en versión impresa, de la cual tenemos un par de copias en castellano y en euskera en Wikitoki, que se pueden consultar.

#Quepasaconlatecnologia

Participación en la jornada “Qué pasa con la tecnología”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *