La coordinación en grupos horizontales nunca es fácil, y lo suave va lento me dijo una amiga,… y,… ¡así es!.

El ritmo de vida actual está siendo cada vez más acelerado y parece ser que tener una vida saludable (cuerpo / mente y el cuidado de nuestro entorno) nos es cada vez más complicado.

Enfermedades, contaminación, depresión, estrés, alimentación desequilibrada, falta de socialización (espacios de encuentro de calidad con otras personas),… son factores que dañan nuestra salud en general.

Y esta residencia de eso se trata, de parar, cuidarnos y cuidar a otras.

Respetar los ritmos de cada una y adaptarse a lo que se pueda.

De ahí el Yoga y las herramientas que nos ofrece esta metodología.

Tras varias pruebas, sin demasiado éxito dentro del espacio Wikitoki por las características del mismo, finalmente, la ciencia práctica del Yoga se realiza de manera pública en el local que ceden desde Harrobia Ikastola y KOOP SF34 (miembros del RIE Red de Intercambio de Espacios) en la Harrobi plaza para quien quiera y de manera gratuita.

Abriendo la formación para trabajarla a nivel comunitario.

Prestando el servicio en favor de otras, aumentando el lado humano. Tratando de ser más inclusivas, tolerantes y sintiendo la necesidad de ayudar a las demás sin recibir nada a cambio y que las demás nos aporten y ayuden desde sus experiencias y conocimientos al  enriquecimiento de esta residencia.

Porque la salud y el arte, debieran de ser de fácil acceso para todas,…

Así mismo, dentro de Wikitoki y para las integrantes que puedan y deseen, trabajaremos técnicas de cuidados “no físicas”. No de movimiento corporal intenso.

Respiración, meditación,… y el tiempo dirá si sienten mejora o sienten que sean herramientas que les sirven a quienes las practican.

Además, el pasado jueves 12 de abril, una hora antes de la última asamblea comunitaria de Wikitoki, trabajamos un poco de pranayama. Adentrándonos en la respiración Ujjayi.

Se trata de respirar por la nariz, cerrando la glotis como cuando echamos vaho, de manera que se genera un sonido parecido a las olas del mar o a la respiración de Darth Vader (también conocido por su nombre de nacimiento Anakin Skywalker, personaje de ficción en la franquicia de Star Wars).

Al cerrar la glotis, ralentizamos la entrada de aire, por lo que vamos disminuyendo también la frecuencia cardiaca y bajamos la intensidad del sistema nervioso.

Tras esta introducción, nos adentramos en el saludo a la luna, el cual potencia la energía femenina (¿hasta que punto algo cultural?), dando paso y terminando con una pequeña meditación.

Para finalizar con la meditación, a las Wikitokers presentes les di dos opciones para el cierre, o contemplar los pensamientos o centrarnos en la respiración, dando las gracias, cada cual a quien o a lo que quisiera.

Y como de costrumbre tras nuestros ejercicios de cuidados, finalizamos desayunando comunitariamente un bizcocho de chocolate y plátano y una infusión.

El chocolate no es algo de aquí, ni de temporada. Pero el cuerpo tiene memoria emocional, y los sabores juegan un papel muy importante en ello.

Dado que el chocolate suele ser un alimento generalmente consumido por la mayoría de nosotras en la infancia y posteriormente, decidí hacerlo de chocolate por cuidar esa parte.

Lo que si, como considero que podemos prescindir de endulzantes refinados como el azúcar, o incluso no refinados como la panela, lo hice con plátanos para que así se viese que hay opción de comer de manera dulce sin necesidad de.

Aún así, como no tiene la potencialidad de sabor que si se hace con azúcar, hice aparte una especie de nocilla a base de pasas y chocolate, para quien quisiera se la agregase y fuera más dulce.

Para acompañarlo, teníamos una infusión de canela con jengibre. Dejando el jengibre hervir unos 7 minutos, añadiendo la canela a los 7 minutos, y dejándolo todo 3 minutos más.

El jengibre ayuda a potenciar el fuego digestivo, y la canela a digerir, así pues, empezamos desayunando algo que nos ayudará a digerir el bizcocho, que tampoco es algo muy ligero.

También, contaros que los sonidos de ambiente van avanzando, y aunque están sin terminar, os dejo un ejemplo de la música que nos envuelve y de la que no solemos ser conscientes por el ruido mental o el hilo musical que nos ponemos.

Así como, comentaros que finalice el banquito para defecar de manera suave, el cual no se si como elemento escultórico está finalizado o no. Estoy en ello.

Recordar que tener un estilo de vida saludable os ayudará a mantener vuestro cuerpo y mente lo más equilibradamente posible.

Y aseguraros de dormir bien, comer sano, ejercitar cuerpo y mente, y lo más importante, compartir momentos de calidad con otras personas; momentos donde deberíais sentiros vosotras mismas y disfrutar de cada instante,… tratar de disfrutar de manera consciente y plena de vuestra vida.

 

 

Y seguimos avanzando con la Residencia Experimental SUAVE de Bruno Ibáñez Lozano – Periodo de experimentación: Febrero – Junio 2018
Etiquetado en:                        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *